“Qué harías si tuvieras todo el tiempo de este mundo y no importara ni el pasado ni el futuro”

Jóvenes eternamente-  Pol 314

 

Déjame contarte quién soy. Quién he sido. Deja que te cuente todos y cada uno de los detalles del camino que me ha llevado hasta aquí.

Porque si no lo hago hay cosas que jamás entenderás de mi. Y a veces creo que no me importa pero otras tengo la necesidad de volverme transparente y que lo sepas todo.

Porque así entenderás  lo que no te gusta y lo que te guste te gustará aún más.

Déjame decirte que nos parecemos más de lo que nadie puede imaginar, que lo sabemos  aunque a veces nos encantaría no saberlo. 

Deja que te cuente todas las veces que me he caído porque de algunas aún me estoy levantando y a menudo verás las cicatrices.

Deja que te cuente que hay cosas que no he olvidado y muchas otras que quiero olvidar, que he querido por encima de lo que nunca imaginé querer.

Déjame decirte que mis prioridades han cambiado y que la primera sigue siendo ser feliz.

Déjame contarte que siempre hay alguien que estará ahí para decirte todo, también lo que no quieres escuchar. Que creo haber aprendido unas cuantas lecciones, que soy consciente de todas las que me quedan por aprender. 

Deja que te diga que siempre hay alguien de quién aprender, a quién enseñar. 

Déjame decirte que me acostumbro rápido, sobre todo a lo bueno.

Deja que te cuente que, aunque prometí no hacerlo, me he acostumbrado a ti