Si volviera a empezar.  Si pudiera por un momento  volver atrás, acercarme a ti y contarte todo lo que vendría después….

Sería difícil encontrar las palabras, elegir qué contarte y qué dejarte descubrir por ti misma.

Qué cosas dejaría en el aire para que pudieras volver a sentir lo mismo que sentí yo otra vez.

Si pudiera volver atrás y te encontrara, si te digo la verdad no sabría muy bien por dónde empezar. Me escondería un rato a mirarte porque hay recuerdos que ya me cuesta ver con claridad y aunque haya hablado de ellos una y otra vez mataría por revivirlos.

Te diría que aquella noche no nos equivocamos ¡Qué bien elegimos amiga!

Desde luego el camino no ha sido fácil y habrá momentos en los que se te pasará por la cabeza tirar la toalla. Pero no lo harás, no lo haréis. Porque aunque haya pasado un siglo te darás cuenta que la elección no pudo ser más acertada. Porque  aprenderás con el paso del tiempo, que si te hace reír a carcajadas cada día, solo por eso habrá merecido la pena.

Si me dieran solo un minuto para verte te daría un abrazo de esos que curan casi por adelantado.  Porque, pequeña, créeme  cuando te digo que habrá momentos difíciles.

No te diré nada más porque hay cosas que no te creerías y te entiendo porque escapan de lo natural.

Aprenderás lecciones de las que no te hablaron en el colegio. Lecciones que no estaban en ningún libro, ni en los apuntes de clase. Dolerá muy fuerte, tanto que habrá días que solo querrás gritar.

Pero también te diré que todos  los que estarán ahí contigo, seguirán a tu lado. Parecerá que el tiempo no ha pasado. Gracias a Dios sobre eso no tengo novedades que contarte. Los años solo nos han hecho crecer juntos y somos muy afortunadas por ello

Y oye, aunque ahora estás en plena adolescencia rebelde y  aunque sé que en el fondo ya lo sabes de sobra, darás gracias cada día a los que te pusieron de patitas en este mundo. Confía en mí, con los años ese amor se hará aún más infinito.

Te escribiría un manual para que andes con cuidado. Porque siempre fuimos muy inocentes y habrá quién quiera hacerte daño. Te contaría muchas cosas de las que cada día me arrepiento, para no volver a caer en los mismos errores. Pero entonces no serías TÚ, no serías mi yo del pasado. Así que no te diré nada más. Disfruta porque hasta dónde puedo leerte el camino ha sido increíble. Disfruta. Disfruta mucho, al menos tanto como yo lo hice.